Yoga Terapeútico para obesidad

Foto portada de Unplash

Yogaterapia para la Obesidad

Obesidad es la enfermedad crónica que aparece con un exceso de tejido adiposo en el cuerpo.

Las principales causas de la obesidad pueden ser varias; como una mala alimentación rica en hidratos de carbono y azúcares, la falta de ejercicio, la vida sedentaria, aunque también puede verse producida por factores genéticos y orgánicos. Se asocia también a los factores psicológicos como la ansiedad y el estrés que nos hace comer más de lo habitual.

La obesidad es una enfermedad en aumento en la población y muchos son los factores que puede llevar a desencadenar en caso de no tratarla, así como:

  • problemas cardiovasculares
  • diabetes
  • hipertensión
  • dificultad para respirar y sensación de ahogo, debido a la acumulación de grasa debajo del diafragma y la caja torácica que puede ejercer presión a los pulmones
  • apnea de sueño
  • problemas ortopédicos
  • lumbalgias y agravamiento de la artrosis, especialmente en caderas, rodillas y tobillos.
  • Trastornos cutáneos

La principales claves para la prevención de la obesidad son la alimentación sana y equilibrada y la práctica regular de ejercicio (al menos 3 días a la semana).

La práctica de Yoga Terapéutico con regularidad y con un profesor experto junto con las pautas de un médico te ayudará a ganar flexibilidad, masa muscular, a tomar consciencia de la respiración, a mejorar la circulación, el estreñimiento, a fortalecer los músculos del corazón, a regular los niveles de estrés, a fortalecer los músculos, articulaciones, el abdomen, las piernas y la espalda, a la vez que proporciona tranquilidad y una mejora en nuestra calidad de vida diaria.

Te ofrezco tres asanas que puedes practicar (en caso de duda consulta a tu médico):

UTKATASANA (SILLA)

Postura de la Silla.

Flexionamos las rodillas y elevamos los brazos por encima de la cabeza a la vez que erguimos la columna vertebral. La postura es la misma que si estuviéramos sentados en una silla, de aquí su nombre. Realizamos respiraciones amplias y mantenemos la postura un mínimo de 30 segundos y descansamos en Tadasana (Montaña), en la postura de pie.

Postura de Tono.

Beneficios:

  • Fortalecimiento de tobillos, piernas y columna vertebral
  • Tonificación de los músculos abdominales, glúteos y muslos
  • Estira los hombros y el pecho
  • Corrige los pies planos

Contraindicaciones:

No realizar la postura si tienes las siguientes lesiones o dolencias:

  • Problemas en las rodillas
  • Dolor de cabeza
  • Presión arterial baja

PADDAHASTASANA O UTTANASANA (PINZA)

Postura de la flexión hacia delante o estiramiento intenso.

De pie en la postura de Tadasana (montaña) separamos los pies la altura de las caderas. elevamos los brazos por encima de la cabeza, inhalamos y al exhalar bajamos la columna hacia delante, intentando tocar con las palmas de la manos en el suelo. Mantenemos la postura durante un máximo de 30 segundos y volvemos a la postura de Tadasana (Montaña) o de pie.

Beneficios:

  • Fortalece y flexibilida la columna
  • Calma la ansiedad
  • Favorece la circulación sanguínea
  • Estimula los órganos internos manteniendo su buen funcionamiento
  • Reduce la fatiga

Contraindicaciones:

No realizar la postura si tienes las siguientes lesiones o dolencias:

  • Lesion en la columna vertebral
  • Hernia discal

ARDHA NAVASANA (MEDIA BARCA)

Tumbados en el suelo hacia arriba elevamos las piernas rectas juntas. Elevamos la columna y los brazos. Mantenemos la postura unos segundos y descansamos en Savasana. Podemos repetir la postura tres veces.

Beneficios:

  • Fortalece el abdomen y la columna vertebral
  • Mejora la digestión
  • Libera el estrés

Contraindicaciones:

No realizar la postura si tienes las siguientes lesiones o dolencias:

  • Embarazo
  • Lesión en la espalda
  • Presión arterial baja
  • Asma
  • Problemas del corazón
  • Insomnio
  • Dolor de cabeza

Ante cualquier duda consulta a tu médico antes de realizar cualquier asana (postura) o si sientes dolor en alguna de las posturas no continúes realizándola.

En cuanto a las respiraciones, las más apropiadas para personas con obesidad son las completas, las respiraciones abdominales. Puedes realizar tres respiraciones completas al acabar el ejercicio.

 

Foto portada de Unplash

Foto de Unplash

 

Namaste.

Pin It on Pinterest